¡Mucho más que una vida!

Sentada en mi mecedora, esa mecedora que aguantó tantos años con su rafia llena de agujeros, hundida, sus patas desgastadas por los años que transcurrieron sujetando  lagrimas, sueños y el pasar del tiempo de cuatro generaciones de mujeres, contando la mía.

¡Quien lo iba a decir!ABUELA EN MECEDORA después de tantos años olvidada en el desván volvería a ser la reina de esta casa.

Ella,  digna, ajada  consigue transportarme a otro tiempo mucho mas difícil de entender pero a la vez dejando una huella que nunca olvidaré.

Su fortaleza en sus patas finas, la dureza de la madera, su rafia vieja y su va y ven lento y rítmico…

Nunca  imaginé que yo estuviera  hoy aquí, en mi mecedora que fuera mi más fiel compañera y las dos sobrevivimos a una larga vida llena de experiencias, sorpresas amores y desamores.

Nunca imaginé que estuviéramos aquí las tres…

Continuará…

Ave fénix

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: