Lucía abre las ventanas de par en par entrando por ellas el olor a lluvia y tierra mojada, camuflando por fin ese hedor penetrante de pintura que el olfato se fue acostumbrando.

Directamente ,se dirigió a la cocina a preparar el café.

A María ya le fue cambiando la cara y sonrío,sin cambiar de postura.  – Como hacía mamá- yo, desde la cama la escuchaba levantarse, abrir la cafetera, dando tres o cuatro golpecitos para tirar los posos del café, seguidamente abrir el grifo, el ruido del agua caer en la cafetera, la cucharilla haciendo el ruidito en el frasco de cristal donde se hallaba lo más preciado a  la hora de levantarse y al ratito… el aroma más placentero para dar un salto de la cama y asomarte a la cocina a dar los ¡buenos días! .

-Tú como siempre- , decía mamá, al olor de las sardinas.tomando cafe (2)

Mamá una andaluza por los cuatro costaos, alegre, dicharachera, desde por la mañana estaba contenta, siempre tenía un chiste una broma aunque tu no estuvieras de humor conseguía sacar una sonrisa …

 

Ave Fénix

“Mucho más que una vida”3

Anuncios

Un comentario sobre ““Mucho más que una vida”4

Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: