Salir de ese rincón que llevaba dentro de si, salir del traje confeccionado por los otros durante años y sin saber porqué no mostraba el suyo propio.

Sus manos, en el teclado del piano no las controlaba, sus dedos largos, finos se deslizaban por ese teclado como si de alas se tratara.
Era el único momento que dejaba de ser quien querían que fuera, era el momento que su alma afloraba por cada nota, cada silencio entre corchea y corchea ,como de una metamorfosis se tratara de gusano pasaba a una mariposa , volaba...

¡Pobre infeliz!decían en su alrededor.
Raro, acomplejado de no ser como los demás, cada día intentando sobrevivir en un mundo que no era el suyo.

A solas, a la hora del recreo se metía en el aula de música, el piano, su mejor amigo,sus manos la mejor herramienta, su alma la dejaba en aquel piano.

¡Pobre infeliz! se decía el.
El mundo, su mundo era especial, cuando lo descubrió,

pianista

fue feliz...

Ave Fénix
Anuncios

Un comentario sobre ““Metamorfosis”

Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: