“Mucho más que una vida”13

“Mucho mas que una vida”12El verano llegó y como cada año fue a el sur con toda la familia.

Viajaban en tren. La estación de Atocha era un hervidero de gente, bultos por todas partes tumbados en cualquier rincón esperando su tren.

María observaba el gentío y pensaba que muchos no iban a ningún sitio, simplemente se cobijaban en aquellas salas de espera porque no tenían otro sitio donde ir.

El olor te tiraba para atrás, una mezcla de orín, sudor , comida todo junto y si añadimos el olor a los trenes con ese vapor era realmente inolvidable, tan inolvidable que cuando regresó a esa estación, hoy en día totalmente transformada, todavía recuerda cada rincón.

Debajo del reloj donde quedaba con el resto de la familia, para que ninguno se despistase. Donde hoy hay un estanque esplendido hace 40 años llegaban las vías de los trenes con ese ruido ensordecedor soltando el humo que no dejaba ver la vía de enfrente.

Un tumulto de personas, cada uno por un lado sin orden, tenían que coger a los niños bien fuerte de la mano porque si no se los llevaban por delante.

Pero todo aquello le gustaba porque sabía que llegaría a volver a ver el mar.

Pasar por despeñaperros era una puerta hacia el mar,

su mar…
Ave Fénix estacion atocha

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: