“Mucho más que una vida”12

Se recompuso y dejó de pensar en esa llamada, se levantó del suelo y como si no hubiera pasado nada se dirigió a María  para despertarla, tenía que tomar las medicinas y se le había pasado la hora.

Con mucha delicadeza y cariño fue dándole pequeños golpecitos en el hombro,

-María, es la hora de la medicina, has dormido como un angelito. ¿Has descansado?-

Abrió los ojos poco a poco, con la mirada fija en el rostro de Lucía contestó.

-¿Porqué haces tanto por mi? ¿porqué siempre estás a mi lado?, no lo merezco, déjame, jamás podré cambiar el pasado, jamás podré volver atrás-

Lucía sin dar importancia a las palabras que salían por la  boca de María, se puso a tararear una canción y cuando termino de darle la medicina se puso en el respaldo de la mecedora con las dos manos en los hombros y empezó a balancearla.

-Nada del pasado se puede cambiar, nadie podemos juzgar a nadie, cada momento de la vida es único y para bien o para mal es aprendizaje, lo importante es encontrar el camino- Susurró al oído de María.

Estaba detrás de ella, no llegó a ver como del rostro de Lucía caían las lagrimas hasta caer en el cabello de ella.

Las dos quedaron mirando a través de la ventana, que no paraba de llover, trasladándose cada una a un lugar…..

 

manos

 

 

Ave Fénix

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: