Recorrí la casa buscándola. La llamada de teléfono me dejó preocupado sin saber porqué, pero notaba en su voz algo extraño. No podía imaginar mi vida sin ella, eso hizo que mi corazón se acelerara. Que no estuviera en casa sería el menor de los problemas. Me quedé sentado en el sillón, negaba asomarme al  balcón que había en el patio interior.

el sonido de la ambulancia me certificó todo mi miedo, no volvería a escuchar su voz.

balcon

Ave Fénix

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: