“Envuelta en mis sabanas”

Envuelta en mis sabanas, tapada hasta la cabeza, 

en la oscuridad más oscura, 

en el más interno de mis recovecos,

una corriente de fuerza corre por mi estomago hasta llegar a mi garganta

grito, peleo con migo misma por no poder hacer nada.

Eso es lo peor, impotencia desgarradora que te rompe en pedazos el corazón.

¡Grito, lloro pero no sale ningún sonido de mi boca ni lagrimas de mis ojos!

¡¡¡Ley de vida!!!

Como todas las leyes, aceptarlas es lo que nos toca.

Envuelta en mis sabanas, tapada hasta la cabeza, 

en la oscuridad más oscura, 

en el más interno de mis recovecos,

respiro, quiero sentir el aire que entra en mis pulmones. 

Quiero sentir como mi corazón,

poco a poco va bajando esa aceleración que produce mi estado de asfixia por evitar lo inevitable,

por no poder mitigar el dolor.

Envuelta en mis sabanas, tapada hasta la cabeza, mujer almoada

en la oscuridad más oscura, 

en el más interno de mis recovecos,

me queda, lo vivido, lo compartido,

sobre todo me queda tu esencia infinita.

Ave Fénix

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: