“La luz de tus ojos”

Gota a gota el vaso se llenaba, no podía más,

Vivía en la más triste oscuridad,

Sobrevivía, por el que dirán, por sus padres por querer ser la hija, mujer y madre perfecta ¿Y ella?

Tirada en el suelo, inerte se dejaba morir, no quedaban fuerzas para luchar.

Pasó la noche en ese mismo lugar frío.

Aquella paliza ya no la sintió, cerró sus ojos hasta  quedarse dormida.

Un susurro al  oído que sentía muy lejano la hizo reaccionar  ¡mami, mami despierta!

Su  voz fue  la inyección de adrenalina que necesitaba, ahí estaba su niña, su fuerza, su motor.

Cuando consiguió abrir los ojos vio la luz en su mirada, dio  luz a todo su alrededor.

Cogió a la niña como si de una pluma se tratara, sin pensar en sus heridas,

De ella salió  la fuerza que nunca imaginó.

  –¡No quiero esto para ella!-

 Dando un portazo,sin mirar atrás.

No necesitó más, que su hija, su fuerza y saber que existe…

¡Nueva vida!mujer y columpio

 

Ave Fénix

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: