“Mucho más que una vida”26

Desde que salió de aquel escenario, su primer casting empezó una nueva vida.

De la anterior nadie supo nada, ni ella misma.

Quiso empezar de cero, no tenía miedo, no tenía nada que perder, poner tierra  por medio fue su manera de evitar más dolor.

Conoció a muchas personas de ese mundo tan peculiar, lleno de vidas diferentes, cada uno con su historia, algunas apasionantes, otras de libro, pero ella, de su vida nadie sabia nada pasado, nadie la preguntaba, Un circulo muy libre en el que cada uno cuenta lo que realmente quiere, libertad de expresión.”Se pasó de la dictadura a la libertad sin un libro de instrucciones”.

Se vivían unos momentos de muchos cambios en España, a las personas mayores les vino grande, no entendían nada de lo que estaba ocurriendo con la juventud, Siempre estaban imponiendo y no escuchando,- yo a tu edad ya estaba casada y con hijos, yo a tu edad llevaba trabajando desde los 12 años, ellos no podían comprender que la vida estaba cambiando.

Una época muy dura para todos, la adaptación fue complicada, la mujer ya podría abrir una cuenta en el banco, trabajar y en algunos casos vivían solas eso no lo entendían.

Pronto empezó con contratos pequeños  y a viajar, era una esponja y absorbía cada momento, cada situación como si fuera el último de su vida, se entregaba en cuerpo y alma a todo lo que hacía, sentía la libertad por todos los poros de su piel.

A pesar de sentirse en su mundo, en su estado más enriquecedor, por las noches, cuando estaba a solas en aquellas habitaciones unas mejores que otras  peores seguía pensando en la abuela Sara, en su madre, sentía culpabilidad, sentía tristeza por hacerlas sufrir, por no ser como ellas querían que fuera.

Se desnudó y preparó un baño- ¡Que maravilla un baño caliente!.- se dirigió a el mueble bar y se quedó pensativa si lo habría o no. A final lo decidió.

Quedaban dos botellitas pequeñas de whisky,-¡puff el whisky no me gusta! – pero lo abrió, se fue al armario a por un vaso, hecho el hielo y la miniatura de wiski, caminó desnuda y en penumbra se acercó a la bañera y se sumergió, cerró los ojos y entró en sus sueños.

Poco a poco aquella miniatura sería su más fiel compañera.

imagen Pintert
Imagen Pinterest

Ave Fénix

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: