Llamo, necesario y trozo.

No fue necesario escuchar ni una palabra para saber lo que ocurría.

Un trozo de mi corazón se rompió aquel día que sabía que la enfermedad estaba ahí. Efímero es el tiempo,  ridículo cuando pensamos que tenemos tiempo “mañana” nadie tiene un mañana el aquí y ahora, dar en cada momento los mejor sin pensar “mañana”.

¡Llamo a gritos y ya no estas! ¿Por qué me haces esto? ¿Egoísmo? No, es amor. Lástima que aprendamos tarde.

 

0d38118ae3ca8ca0a9a3ee9939817838
pinterest

Ave Fénix

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: