Añado, familia, demasiado

Atravieso el pasillo, para mí  demasiado largo, como los minutos que pasan hasta llegar a la habitación. En el trayecto pasan mil imágenes de la familia, de todos esos años tan llenos de recuerdos que se quedaron en un cajón del cerebro que ni yo sabía que se instalarán eternamente. Cuando se conecta el cerebro y el alma surge la explosión del amor. En la fórmula de la vida si le añado el miedo a la pérdida y el dolor, me quedo aquello que vivimos y no se lo llevará el olvido.

Imagen pinterest

Ave Fénix.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: