Estrellas, interior, conducido.

Nunca pensé en contar las estrellas contigo,

en contar los dedos de una mano o recordarte como se abre la boca.

En el interior de los sentidos.

¡ Nunca imaginé!

  que la vida podría darte la oportunidad,

enseñar a quien te enseñó,

cuidar a quien te cuidó,

todo conducido por la mejor de las herencias.

“El amor y generosidad”.

Ave Fénix

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: