Mi madre me levantó de la cama.- Vístete ahora mismo-, yo me asusté,me había quedado completamente dormida.- ¿Mamá que pasa?-  -Tu levántate, nos vamos al médico pero no digas nada a nadie-. No sabía que mosca le había picado, estaba fuera de sí, sobretodo tenía cara de preocupación y enfado. No quise enfadarla más y... Leer más →

En ellas fluía algo muy especial, se complementaban muy bien e incluso cuando discutían. A María con su temperamento , fuerza y seguridad nadie se atrevió a decir ni una palabra de lo que tenía o no tenía que hacer.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑